FERMENTACIÓN ESPONTÁNEA

El vino es cultural, no natural. Pero existe una manera de hacerlo que vamos a llamar «natural»: acompañar el proceso de vinificación en vez de intervenir, parchear y falsear.

Cinco tips para entender de qué va esto:

Zumos de uva fermentados, desde el respeto por la viña y el entorno.

Levaduras autóctonas encargadas de hacer el milagro de… ¡convertir el agua (el zumo) en vino!

Uso de recipientes que puedan dar estructura y dinamismo al vino pero que no contaminen su sabor.

No vale: acidificar, clarificar, filtrar mecánicamente, usar aditivos.

Un uso inexistente o ínfimo de sulfitos al embotellar.

Únete a nuestro Club. Recibirás cada mes un pack especial con una cuidada selección de vinos. Y podrás disfrutar en exclusiva de actividades y experiencias en las que explicamos más sobre el mundo del vino natural y sobre las distintas maneras de hacer vino.

RAFA RECOMIENDA ESTA SEMANA: